La serpiente que se muerde la cola

Mallorca, es sin duda, el destino por excelencia en cuanto a volumen de coches de alquiler. La gran mayoría de los turistas que llegan a nuestra isla prefieren alquilar un vehículo.

No voy a decir que no, no voy a ir en contra de esta tendencia, de criticar y criticar a las empresas de alquiler de vehículos que hay en la isla, lo que si me gustaría hacer es exponer mi punto de vista sobre este tema.

Cada año nos quejamos, hay muchos coches de alquiler, hay muchos ciclistas, nos molestan, nos enfadan, pero creo que olvidamos algo básico, que estamos en una isla dependiendo de una economía puramente turística, no es posible vivir de la agricultura, de la apicultura o de la venta de siurells, sería lo ideal pero de momento esto es inviable.

Nos alegramos mucho mirando los datos del volumen de turistas que llegan al aeropuerto, esto supone mas ingresos, más para todos, pero de una forma bien extraña, nos quejamos cuando esos mismos visitantes, que son los que nos dan de comer, piden servicio, una bicicleta, un coche, etc… y olvidamos que esta clase de turistas son los que queremos, los que alquilan un coche van a utilizarlo, se irán a Lluc, al mercado de Sineu, son los que más valen la pena, los que gastan fuera del hotel, los que repercuten en la economía también del interior de la isla.

No hace mucho había multitud de gente quejándose de los establecimientos “todo incluido” , que los turistas no salen, que no gastan, etc.. y ahora de repente, empezamos a quejarnos de los que si salen y gastan.

Esto se ha convertido sin duda en la serpiente que se muerde la cola..